Amor, Sexo y Pareja


Cuando se habla del Amor y en lo que respecta a la pareja, generalmente se piensa en un ideal romántico que nos conecta de manera sublime con otra persona y que nos complementa perfectamente, casi siempre anhelado, intensamente buscado y fortuitamente encontrado. Muchas veces visualizado solamente en los cuentos de hadas, canciones y/o poemas románticos y otras tal vez en nuestra misma casa. 

Lo cierto es que cuando se nombra al Amor moviliza muchos aspectos desde lo individual hasta lo socio cultural, pasando por diferentes conceptos, percepciones, e ideales, lo que no puede negarse es que resulta finalmente una manera de conectarnos con otros seres humanos y que implica por ello una forma de comunicación y vínculo con los demás.

Este afecto compartido entre dos personas que buscan crear algo juntos, necesita de un trabajo constante: de momentos compartidos, de nuevas vivencias, de recrear experiencias y de alcanzar aquellas metas que se plantean entre ambos. Es importante entender que como se trata de un trabajo conjunto, es en acuerdo con la pareja como se podría llegar a un mejor resultado al fortalecer el vínculo formado. Por lo tanto las reglas de la relación estarán dadas en común acuerdo con la pareja.  

Todo aquello que hace a la historia personal, a las experiencias pasadas, al ideal de pareja permite crear y ambientar este trabajo de enamoramiento, sin olvidar que la otra persona llega del mismo modo con sus propias experiencias, ideales e incluso miedos y que a partir de ese “compartir” se va creando aquello que solo pertenecerá a los dos.

Este trabajo deberá ser dinámico, lo que permitirá el crecimiento de la pareja como tal, con las diferencias, las vivencias cotidianas, las expresiones de afecto, la vida sexual,  las discusiones, los gastos compartidos y los proyectos futuros.    

En lo que respecta al sexo, del mismo modo que existe un sin número de variantes del Amor y su vivencia entre dos personas, el sexo está presente en diferentes y diversas formas de expresión del ser humano.

Si bien, no necesariamente el Amor deberá estar presente para garantizar que un encuentro sexual resulte sumamente placentero y exitoso, tampoco se puede negar que el hecho de estar enamorados y en pareja podría permitir comunicar de manera placentera este sentimiento y expresarlo más intensamente a través del sexo. Generalmente las personas enamoradas registran y reconocen una mejor experiencia sexual y más plena cuando es con esa persona amada.

Ninguno de estos aspectos aislados hacen de por sí solos al éxito de una relación más estable o duradera, y no existe una receta infalible para garantizar el que una pareja se mantenga unida para siempre, esto solo podría estar dado por como cada pareja va trabajando por ese mundo creado por y para los dos.

 

Algunas recomendaciones para mejorar la intimidad de la pareja:

 

·     Crear espacios y momentos íntimos, solamente para los dos.

·  Practicar la comunicación asertiva con la pareja: Además de comunicar los deseos y afectos propios, prestar atención a los de la pareja.

·   Si existen aspectos a mejorar en la relación de pareja, que el compromiso sea asumido por ambos.

·  Es importante reforzar constantemente de manera positiva aquellas cosas que fortalecen a la relación con la pareja.

·    Permitirse vivenciar el sexo con la pareja de manera placentera para ambos y no como una obligación o imposición. Que se convierta en un “quiero” y no en un “debo”.  

·  Reconocer y asumir los propios deseos de modo a poder compartir con la pareja aquello que más le gusta de los encuentros sexuales y enriquecer la vida sexual de ambos.

  

La comunicación asertiva, las alegrías compartidas y el logro de metas en conjunto ayudan al crecimiento y la consolidación de la pareja, sin embargo también las dificultades o diferencias que se van a dando a lo largo del crecimiento de una pareja podrían resultan importantes para su fortalecimiento, lo ideal es contar con las herramientas precisas que ayuden a superar estas dificultades y que no provoquen el deterioro de la relación.  


Lic. María Rosa Appleyard Biscotti

mariarosa@consejeriasexologica.com

Comments