10 Técnicas Sexuales

Nada resulta más placentero que explorar con la pareja cuales son las formas, sensaciones y situaciones que hacen que ciertos lugares del cuerpo nos permitan experimentar el máximo placer, la consigan es compartir y disfrutar juntos atreviéndose a ser bien apasionados.

 

1-    Ejercicios de Kegel para mujeres

 

Consiste en un ejercicio que realiza la mujer en la zona genital y le sirve para desarrollar el músculo de la zona de la pelvis. Inicialmente se utilizaba para tratamientos de incontinencia urinaria, pero se descubrió que al realizar los ejercicios durante una relación sexual penetrativa provocaba efectos muy placenteros en el hombre. La técnica consiste en contraer y relajar el músculo pubococcígeo (como cuando vamos a orinar, y se retiene la orina haciendo presión) Este ejercicio, se puede realizar un par de minutos al día, de modo a aumentar la resistencia y fuerza de este músculo. Nada más, queda animarse y probar que puede terminar en un resultado muy satisfactorio para ambos.

 

2-    Gimnasia de rotación de caderas o danza árabe

 

Cuando de sensualidad y erotismo hablamos, difícilmente podamos dejar de lado algo el hecho de mencionar las danzas que estimula tanto a mujeres como a hombres, estando en el hombre acostado boca arriba y la mujer encima de él, en el momento de la penetración, ella se acomoda sobre su pareja y con movimientos sensuales de la cadera, hace un baile erótico similar a la danza árabe, permitiendo que el hombre disfrute además del juego sexual, la presión sobre su genital y los diferentes movimientos de ambos.

 

3-    Puntos erógenos en los pies, cómo estimularla.

 

Un lugar casi siempre olvidado a la hora de la estimulación son los pies, podría afirmarse que los masajes eróticos que empiezan por esta parte del cuerpo con delicadas terminaciones nerviosas, siempre generan muy buenos resultados a la hora de la excitación. Los masajes pueden ser con cremas perfumadas, con aceites aromáticos, empezando por el centro y terminando en las puntas de los dedos, para aquellos que se atreven a más placer y se aventuran a estimular los pies con la lengua y la boca de modo a  ir subiendo hasta las piernas y los muslos. Por eso la importancia de mantenerlo siempre limpios y preparados para que formen parte de nuevas experiencias sensuales, y evitar momentos que podrían resultar penosos.

 

4-    Sexo oral: cunnilingus y felatio

 

Muchas veces un momento esperado con muchas ganas, es el de la estimulación con la boca de los genitales, siempre tenemos que estar seguros que nuestra pareja también lo disfrute, con juegos sexuales y por sobretodo ir preguntándole que cosas o de que manera le gusta mas. En este punto, siempre tenemos que tener cuidado con las mordidas, o presiones muy fuertes que podrían lastimar a nuestra pareja y cortar el momento sensual. Podrían utilizarse como parte del juego sexual, saborizantes o preservativos con sabor de modo a darle una sensación diferente y placentera a ambos.

En el caso de la estimulación del pene con la boca se llama Felatio, y la estimulación de la vulva de la mujer con la boca se denomina Cunnilingus.

 

5-    3 Formas de estimular el clítoris y los testículos

 

El clítoris es una parte del genital femenino muy inervado por lo tanto muy sensible, su estimulación correcta puede provocar un placer inmenso a la mujer, no tiene una receta mágica, es la misma mujer la que indica de que manera le gustaría que sea tocada en esa zona, ya sea con la yema de los dedos, con mas lubricante o solamente con la lengua, una mala estimulación brusca puede provocar molestias o incluso lastimar esa zona.

Los testículos en el hombre, muchas veces también son olvidados a la hora de la estimulación, hay que tener en cuenta que cuando un hombre esta excitado la piel que recubre los testículos queda muy sensible, por lo que leves caricias, besos o estímulos con la lengua pueden hacerlo alcanzar grandes momentos de placer.

 

6-    Estimulación de los pechos y masaje ruso (miembro viril entre los pechos femeninos)

 

Para que ambos puedan disfrutar plenamente de este juego sexual ambos tienen que estar de acuerdo en realizarlo, la presión que se ejerce sobre los pechos de la mujer tiene que ser de la intensidad que ella lo permita, y estimularlo con el pene puede resultar muy placentero para ambos y les permite disfrutar de una manera diferente, sin enfocarse solamente en la penetración.

 

7-    El punto “G” femenino, cómo identificarlo y estimularlo.

 

El siempre proclamado y buscado punto G femenino, hace que se entre en largas discusiones en cuanto a su ubicación y estimulación. Lo cierto es que cada mujer reconoce su propio punto G, por lo tanto la manera mas precisa de llegar a el, es mediante la comunicación, es decir reconocer e ir explorando con la mujer cuales son los puntos que le producen el máximo placer, y como estimularlos. La imaginación y las fantasías son los mejores aliados. Besos fogosos, caricias, nuevas posiciones, todo se vale a la hora de buscar que cosas nos excitan más.

 

8-    Masaje Vaginal, técnicas fáciles de aprender

 

Cuando se habla de masajes en la zona de la vagina, hay que tener en cuenta ciertas cosas, la mujer se tiene que sentir cómoda y relajada de modo a que pueda disfrutar de este momento, si es necesario utilizar lubricantes o la saliva para que no resulte molestoso se pueden alternar las caricias con las yemas de los dedos, la lengua e incluso con el mismo pene,  Se pueden acompañar de otros juegos sexuales, y de diferentes situaciones, en la ducha, con la ropa puesta, o en diferentes posiciones. Siempre hay que tener es cuenta de no exagerar y terminar en una sobreestimulación que resulte molesto, si se esta al pendiente de los movimientos.

 

9-    Técnicas sexuales o masajes para penes pequeños y muy pequeños

 

En algunos casos existen hombres que tal vez no se sientan muy a gusto con el tamaño de su pene, para ello existen masajes o incluso algunas técnicas que permitan que tal vez lleguen a tener algún resultado, lo cierto es que para ello hay que hacerlo bajo la supervisión de un profesional en el tema y así probablemente llegar al objetivo propuesto, para tener una relación sexual inolvidable y super placentera no depende de tamaño de los genitales, la diferencia esta en la manera de hacer sentir placer y hacer gozar a la pareja.

 

10- Cómo estimular el punto “G” masculino, cómo identificarlo y explotarlo

 

Existen estudios que sitúan un lugar de sensibilidad y reacción espontánea de placer en el hombre, un punto al que se accede desde el ano, haciendo presión sobre la próstata. Tampoco en el hombre, existe una receta mágica o un lugar exclusivo que haga que pertenezca al placer. Solamente el puede definir cuales son sus zonas mas excitantes y cuales los estímulos que harán que llegue a sentir el máximo placer.

 

Lic. María Rosa Appleyard B.

mariarosa@consejeriasexologica.com

Comments